Cosmética natural artesanal y terapéutica

Interesantes recetas y artículos sobre jabones artesanales, cosmética natural y otros muchos temas
¡Te gustará!

18/11/12

Albahaca

Hoy nos vamos a ocupar de la albahaca.  

El aspecto más destacado de la albahaca está en su esencia, rica en metilcavicol, estragol, linalol, cineol y eugenol. En su composición también destaca la presencia de saponina. Todo ello confiere a la albahaca sus propiedades aperitivas, digestivas, espasmolíticas, diuréticas, carminativas y ligeramente sedantes. Es rica en vitamina C, y utilizada de modo externo es analgésica, vulneraria –para calmar las irritaciones cutáneas– y antiséptica.

La albahaca está especialmente indicada para los problemas de desnutrición, espasmos del aparato digestivo y digestiones lentas o pesadas. Igualmente útil resulta para las jaquecas y la tos. En su uso externo es efectiva en las heridas, eczemas y dolores musculares.

Otros trastornos y afecciones para los que la albahaca puede utilizarse son el insomnio, la depresión, el agotamiento, los estados febriles, la faringitis, la laringitis, los parásitos intestinales y las dispepsias nerviosas. También activa el sistema inmunológico y favorece el aumento de los anticuerpos.

La albahaca es carminativa, por lo que ayuda a disminuir la presencia de flatulencias y cólicos. También ayuda a aumentar la secreción de la leche materna y su cualidad desinflamante resulta efectiva para aftas, acné o pezones irritados. Es cicatrizante y antiséptica.

Sus usos son muy diversos: desde cataplasmas, pomadas, tinturas o bálsamos, hasta lociones, compresas, jarabes, jabones o cremas. En la decocción –100 gr. de hoja seca por litro de agua– sirve para hacer gargarismos para llagas, inflamaciones o mal aliento.